top of page
Buscar

Señales para desconfiar de tu inquilino



La búsqueda de un inquilino ideal puede ser un proceso largo y exhaustivo, ya que deberemos asegurarnos que podemos confiar en la persona que estará viviendo en nuestra propiedad ,aunque existen preguntas o procesos para hacer una selección adecuada, existen sutiles señales que nos indican que nuestro próximo inquilino se podría tornar en un verdadero malestar.


Es por eso que aquí te traemos las señales que pueden indicar que tu inquilino no es de confiar.


1. No te revela información personal


Entendemos que ésta bien mantener tu información privada lo más segura posible, pero cuando el candidato se rehúsa a dar cualquier tipo de información indispensable para general un perfil, no tendremos certeza sobre sus antecedentes o el porqué el motivo de su rechazo a darnos información.


Lo más conveniente sería mejor pasar este candidato y elegir a alguien con mejor disposición a colaborar.


2. Discrepancia con sus ingresos


Esto se puede mostrar de diferentes maneras, como ingresos maquillados o que presenten poca capacidad de pago, en el primer caso si todos (o la gran mayoría) de sus ingresos provienen de depósitos en efectivo es una señal que ésta maquillando sus ingresos para aparentar una mejor situación económica de la que tiene en ese momento, esto puede afectar en un corto plazo ya que son acciones de un inquilino moroso y es posible que solo haya “obtenido” esos ingresos para asegurar la firma del contrato. Por el contrario si el costo de la renta absorbe más del 40% de sus ingresos mensuales eso es una mala señal, esto representaría que en un futuro no tendrá la capacidad de pago para el alquiler.


3. No cuenta con buenas referencias de anteriores arrendadores


Si es posible ponerse en contacto con su anterior arrendatario esto será de gran ayuda para evaluar a tu próximo inquilino, podrás conocer sobre su historial y los motivos por los que busca un nuevo hogar, quizá la familia creció, o consiguió un nuevo trabajo y necesita algo más céntrico.

Estas señales son inofensivas, ya que la explicación de estas son motivos comunes por los que la gente necesita un nuevo lugar , por otro lado si su arrendatario anterior te informa que fue un inquilino moroso, realizó daños a la propiedad o incumplió el contrato de arrendamiento son señales claras que no es el indicado para nosotros.


4. Insiste en Re-Escribir los términos del contrato o prefiere saltarse este mismo


Es probable que en la negociación se comente modificar algunas cláusulas o términos del arrendamiento, como la tolerancia a las mascotas o fumar dentro de la propiedad. Lo que deberá ser una señal de alerta es si insiste en modificar tiempos de pago, número de habitantes en el inmueble o los aspectos relacionado al incumplimiento de pago.


5. Evita a los Profesionales


Si tu candidato insiste que realicen el trato del alquiler evitando terceros y así “ahorrarse” la comisión de la agencia, esto es una actitud altamente sospechosa.


Un inquilino moroso siempre evitará a un profesional inmobiliario, pues éste sabrá detectarlos de inmediato por los inconvenientes que pueden generar para su cliente, para realizar cualquier contrato inmobiliario con plena seguridad es importante contar con un buen asesoramiento profesional, que nos ayude a fijar el precio de la renta, pero también a seleccionar al inquilino ideal, formalizar el contrato de alquiler, además de la protección a propietarios que necesitamos.


57 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page